Causas de la aparición de hongos en los pies: tipos, factores y tratamiento con una foto.

piernas sanas después de tratar una infección por hongos

Las infecciones por hongos son muy comunes en los dedos de los pies o las uñas. Tanto los adultos como los niños son susceptibles a esta enfermedad. Para evitar la transición de la patología a una forma crónica, debe conocer las razones de la aparición de hongos en las piernas y cómo se ve dicha enfermedad.

Los principales signos de la enfermedad.

Entre todas las enfermedades de la piel, la micosis de los pies es la más común. Puede infectarse con la enfermedad si ignora las reglas básicas de higiene. Curar el mismo hongo a veces es muy difícil.

Para cada persona, los hongos en los pies comienzan y se desarrollan a su manera. Estos son los signos más comunes por los cuales puede reconocer un hongo en los pies:

  • aparecen grietas características entre los dedos de los pies;
  • se puede entender que ha aparecido un hongo por el característico picor en los pies y entre los dedos;
  • la piel de los pies está muy seca, a menudo se descama y se endurece;
  • aparecen ampollas entre los dedos, que revientan cuando se destruyen;
  • la infección puede extenderse a áreas vecinas;
  • aparecen manchas rojizas en la piel, que causan un malestar significativo;
  • se puede reconocer el hongo en los pies por el olor desagradable.

Signos de un hongo según el tipo de patógeno.

Esta enfermedad se desarrolla debido a diferentes tipos de patógenos. Los síntomas de las lesiones en las piernas variarán de un caso a otro.

  1. Si se desarrolla levadura en las piernas, la uña se adelgaza gradualmente y se exfolia de la cama. La piel del pie está hiperémica (adquiere un tinte rojo).
  2. Con el desarrollo de epidermofitos, la uña se vuelve amarilla y se cubre de manchas. La piel de las piernas es escamosa y desprende un olor desagradable. Un síntoma característico de este tipo de hongos es el aumento de la sequedad de la piel.
  3. Cuando aparece el moho, la placa de la uña puede cambiar de color abruptamente. La piel se enrojece si el patógeno de la patología se extiende gradualmente a todo el pie. La persona está preocupada por la picazón, la piel puede agrietarse. En este caso, aparecen dolor y otras sensaciones desagradables al caminar.

Solo un médico puede determinar el tipo de patógeno. Es imposible hacer esto en casa. Y si practica la automedicación, solo puede hacerse daño a sí mismo. Las piernas sufrirán esto y los hongos de la piel se extenderán cada vez más.

Signos de algunas formas de hongos.

daño en los dedos de los pies con una infección por hongos

Dependiendo del área afectada y el grado de desarrollo, se distinguen varias formas de patología. Los síntomas de cada uno son diferentes. Al conocer los primeros signos de la enfermedad de las piernas, puede comenzar el tratamiento de la micosis de manera oportuna.

  1. La dermatofitosis interdigital es la etapa más común de la enfermedad. Se activa en primavera y verano, cuando más sudan los pies. Aparecen grietas y llagas entre los dedos de los pies. Puede ver la presencia de escamas de su piel. El pie, por otro lado, se ve absolutamente sano. A menudo, una persona siente picazón.
  2. La forma borrada se manifiesta en el grado menos pronunciado. El peeling se nota entre los dedos de los pies. En esta etapa de la enfermedad, un olor desagradable y penetrante se propaga desde las piernas: aparece debido a la mayor actividad de las bacterias.

La enfermedad puede tomar varias formas. Conozcamos sus signos para saber cómo determinar el hongo en las piernas y, si se desarrolla, comenzar el tratamiento.

Debe recordarse que en las etapas avanzadas de la enfermedad, la uña está completamente destruida. Es casi imposible restaurarlo.

Tipo escamoso

Este hongo se caracteriza por una intensa descamación de la epidermis. Además, son las áreas de la piel entre los dedos y el costado del pie las que se ven más afectadas.

No hay signos de un proceso inflamatorio. En la foto de los primeros signos de hongos en los pies, se notan áreas de hiperemia. Un hongo escamoso se ve así:

  • el estrato córneo se espesa;
  • la piel es brillante, a veces se vuelve gruesa;
  • el patrón en la piel se vuelve más nítido;
  • el hongo se extiende gradualmente a los dedos, todo el pie, afecta las uñas;
  • a veces aparecen escamas lamelares en la epidermis;
  • el paciente no siente otras sensaciones desagradables.

Tipo dishidrótico

Con este hongo, aparecen pequeñas burbujas llenas de líquido en la piel. Por lo general, se encuentran en el costado del pie. Luego, se mueven gradualmente hacia el lado interno de los dedos. Cómo reconocer hongos en pies dishidróticos:

  • la burbuja suele ser única, pero si hay muchas, se fusionan en una grande;
  • en ausencia de tratamiento, el líquido en las burbujas se oscurece gradualmente;
  • si la ampolla se rompe, en su lugar aparece erosión con una costra.

Tipo intertriginoso

Este tipo de hongo es el más común. Al principio, la persona no siente ningún síntoma. Hasta cierto punto, la piel de los dedos de los pies no cambia. En el futuro, aparecen grietas y capas. La piel no se ve afectada, pero puede transpirar.

Lesiones por cándida de los pies

Los síntomas característicos de esta infección por hongos son los siguientes:

  • la lesión es el tercer o cuarto dedo del pie;
  • la piel está enrojecida e hinchada;
  • hay una burbuja alrededor de la lesión, donde hay una capa de piel pelada;
  • hay pústulas, vesículas cercanas.

Signos de infección por hongos en las uñas

coloración amarillenta de la uña con una infección por hongos

Las uñas de los pies de una persona también pueden verse afectadas. La enfermedad se puede distinguir por los siguientes síntomas.

  • Decoloración pronunciada de la placa de la uña. Dependiendo del tipo de patología que tenga el paciente, la uña adquiere una variedad de tonos. A veces, solo puede cambiar en una parte de la placa de la uña.
  • Desmoronamiento de la uña. Solo ocurre en etapas avanzadas. Si la uña está completamente infectada, colapsa.
  • Cambios en la estructura de la uña.

Hay varios tipos de onicomicosis: una infección por hongos en las uñas.

  1. Apariencia atrófica. La placa de la uña se ve muy delgada. Se oscurece, a veces adquiere un color marrón grisáceo. La uña se desprende gradualmente de su lecho. La piel debajo de ella se queratiniza, se afloja.
  2. Con la forma normotrófica del hongo de los pies, la placa cambia de tono. Aparecen manchas en él: blanco, amarillo, verde e incluso negro. La estructura de la uña no se ve afectada.
  3. Con una forma hipertrófica, la placa se espesa gradualmente y se vuelve porosa. La zona afectada se ve muy fea y en algunos casos es la causa del dolor al caminar. A los lados, se desmorona y se colapsa sin tratamiento.

Algunas variedades de onicomicosis.

Dependiendo del grado de propagación de la enfermedad, se distinguen tales formas.

  • La onicomicosis lateral es la más común. Primero aparece una pequeña mancha amarilla en el borde libre de la uña. En el futuro, puede ver cómo aumenta y la placa de la uña se engrosa. Al caminar, una persona siente malestar. Se nota la propagación de un olor desagradable. La onicomicosis lateral es difícil de tratar.
  • La onicomicosis superficial se caracteriza por dañar solo las capas superiores de la placa. No se espesa, pero con el tiempo se vuelve tiza.
  • La forma más rara de la enfermedad es la onicomicosis subungueal. La piel se engrosa notablemente en el pliegue ungueal. La uña se vuelve blanca y pierde su transparencia.

Principios generales de tratamiento.

baño terapéutico para hongos en los pies

Cualquier tratamiento patológico comienza con el diagnóstico. Solo entonces se puede prescribir un remedio adecuado. La automedicación suele provocar el deterioro de las piernas. Conozcamos los métodos de terapia más comunes.

  1. A los primeros signos de una infección por hongos, se utilizan barnices especiales, emplastos, ungüentos, aerosoles. Deben usarse durante mucho tiempo y de acuerdo con las instrucciones.
  2. Si la terapia local es ineficaz, se prescriben medicamentos antimicóticos de acción compleja. Se utilizan por vía oral.
  3. Extirpación quirúrgica de la uña afectada.
  4. Terapia con láser.
  5. Con una forma avanzada de la enfermedad, se prescriben medicamentos sistémicos.

¿Cómo lidiar con los hongos en los pies en casa?

Para preparar una solución antifúngica de refresco, necesitará 2 litros de agua hervida caliente, 150 mg de sal marina y 100 g de bicarbonato de sodio.

Disuelva la sal marina en agua caliente, luego duerma y disuelva la soda. La solución se mezcla y se bajan los pies durante 20-30 minutos. Cuando las piernas están lo suficientemente cocidas al vapor, se quita la piel queratinizada, se cortan las uñas y se bajan los pies en la solución nuevamente, pero ya durante 10-15 minutos.

Para preparar un baño con yodo, necesitará: agua hervida caliente, yodo en una proporción de 25 gramos por 1 litro de agua. Después de agregar yodo al agua, agite la solución y baje las piernas durante 5-10 minutos, después de lo cual las piernas se secan y se ponen los calcetines.

Para preparar una mascarilla eficaz para uñas contra hongos, exprime 1 diente de ajo a través de un ajo y aplícalo en la zona afectada durante 10-15 minutos, luego enjuaga con agua tibia y ponte los calcetines.

Después de hervir 25 gramos de manzanilla y 75 gramos de celidonia en un baño de vapor, filtrar el líquido. Luego, las piernas se elevan en el caldo, luego se secan y se ponen los calcetines. El procedimiento no solo destruye el hongo, sino que también rejuvenece las piernas.

Prevención de hongos en las uñas de los pies

tratamiento de uñas para hongos

Puede evitar los hongos en los pies y las uñas siguiendo unas sencillas precauciones. Las esporas de hongos son resistentes a temperaturas muy altas o bajas, conservan su viabilidad tanto a -60 como a + 100 ° C.

Además, los hongos pueden sobrevivir al tratamiento con desinfectantes que se utilizan en lugares públicos.

En la playa, el hongo permanece vivo durante un mes y, por lo tanto, no es deseable caminar descalzo sobre la arena caliente. Al visitar piscinas, saunas, baños, gimnasios y gimnasios, se recomienda usar zapatillas y aplicar agentes antifúngicos locales: cremas, barnices, ungüentos.

Después de visitar la piscina, debe lavarse bien.

La infección por una infección por hongos en casi el 65% de los casos ocurre en el círculo familiar, en contacto con el paciente o con sus pertenencias.

Estos pueden ser zapatillas, tijeras de uñas, una toalla, ropa, una alfombra de baño común, en la que quedan pequeñas escamas de piel infectadas con un hongo.

Por lo tanto, si alguien de su familia padece esta enfermedad, esté muy atento. Después de que el paciente se haya lavado en el baño, se debe desinfectar lo más a fondo posible con un paño o una esponja, previamente empapada durante una hora en una solución de cloramina al 5%.

Después de eso, debe enjuagar toda su superficie con agua caliente. La ropa de cama que usan los enfermos también debe empaparse en una solución de cloramina al 5% o hervirse durante 25-30 minutos con detergente en polvo.

Un lugar importante en la prevención de hongos en los pies y las uñas es el cuidado de los pies. Piel córnea, uñas encarnadas, grietas: estos problemas en los pies se convierten en un terreno fértil para que las bacterias se multipliquen.

Es necesario recordar las reglas básicas de la higiene diaria: lavarse los pies y las manos, aplicar lociones y cremas hidratantes, aceites esenciales, limar adecuadamente las uñas.

Si tus pies tienen callosidades, abrasiones y los propios pies están excesivamente secos o excesivamente sudorosos, todo esto contribuye a la aparición de hongos. Para evitar esto, use cremas que prevengan la aparición de callosidades, ablanden la piel seca de los pies, aplique talco en polvo para la sudoración intensa.

Después de lavarse, asegúrese de secarse los pies, especialmente los espacios entre los dedos. Además, trate sus pies con antisépticos especiales.

El uso de zapatos incómodos tampoco agregará salud a la piel de los pies y las uñas. Evitar:

  • usar zapatos que irritan;
  • uso regular y prolongado de zapatos de goma;
  • zapatos seleccionados incorrectamente;
  • usando los zapatos de otra persona.

Tales inconvenientes pueden provocar callos, callosidades, sudoración, microfisuras y heridas en las piernas. En este caso, se forma un microclima alcalino, que es una condición ideal para el crecimiento de hongos.

Cuida tus zapatos, sécalos bien después de usarlos. Cámbiate los calcetines y las medias todos los días, trata de no dejarte llevar demasiado por las medias sintéticas.

El cuerpo humano se encuentra con muchas bacterias todos los días. Pero al mismo tiempo, no todo el mundo es susceptible a la infección. La infección ocurre cuando el cuerpo ya está debilitado. Por lo tanto, una medida importante para la prevención de hongos en las uñas y los pies es una dieta sana y equilibrada.

El ejercicio regular también es importante para mantener la salud. Están en riesgo las personas que pasan la mayor parte del día sentadas, lo que conduce a enfermedades vasculares.

Este último, a su vez, interrumpe la circulación sanguínea en las extremidades, lo que conduce a una disminución de las funciones protectoras de la piel de las piernas, manos y uñas.

¿Qué sucede si el hongo no se trata?

daño a la placa de la uña con hongos

En la etapa avanzada de la enfermedad, la uña tiene un aspecto poco estético y es mucho más difícil de restaurar. Por lo tanto, el tratamiento de los hongos en las uñas no debe retrasarse.

Además, la infección finalmente llega al sistema circulatorio y se disemina por todo el cuerpo, lo que daña varios órganos y debilita el sistema inmunológico.

Que recordar

  1. El hongo en los pies es una enfermedad infecciosa que conduce a la deformación de la placa de la uña.
  2. En la etapa inicial, la enfermedad se puede tratar con remedios caseros. En la medicina tradicional, se prescriben cremas, ungüentos, tabletas, barnices para el tratamiento de la patología.
  3. En una etapa avanzada, las esporas de hongos ingresan al torrente sanguíneo, lo que daña los órganos individuales.