Cómo reconocer de forma independiente un hongo en los pies en la etapa inicial.

Las micosis cutáneas son frecuentes. Se desarrollan como resultado de una infección por hongos antropofílicos y zooantropofílicos. Puede infectarse por contacto y la vida cotidiana, visitando baños públicos y saunas, piscinas y gimnasios. Las patologías fúngicas tienen manifestaciones clínicas características, pero no todos saben cómo se ve un hongo en las piernas, por lo que pocas personas buscan ayuda médica en las etapas iniciales. Esto contribuye a la propagación de la infección.

Examen del pie por un dermatólogo.

Síntomas de lesiones cutáneas de los dedos de los pies.

Los cambios iniciales, cuya apariencia es causada por una infección por hongos, son difíciles de notar: no causan cambios patológicos en el área afectada, no crean molestias. Con una inmunidad fuerte, la infección en esta etapa puede desaparecer por sí sola, con una disminución de las defensas del cuerpo, se desarrollará y pasará a la siguiente etapa. En esta etapa, se forman desprendimientos mucosos en la zona interdigital. La piel se enrojece, se seca, se agrieta. Este proceso se acompaña de picazón severa. Al mismo tiempo, los pies y los talones tienen un aspecto saludable.

Piel enrojecida y agrietada en el área interdigital con una infección por hongos

Síntomas de una infección por hongos en las uñas de los pies.

Las uñas afectadas tienen un aspecto específico, por lo que no es difícil reconocer la aparición de una infección. El proceso patológico se desarrolla de acuerdo con el siguiente escenario:

  1. Las placas ungueales se espesan, su color cambia: el tinte rosa pálido desaparece, aparece un gris amarillento.
  2. Aparece un espacio entre la cama y el plato.
  3. La placa de la uña comienza a desprenderse gradualmente y sus bordes se vuelven quebradizos. Se desmoronan y colapsan gradualmente.
  4. En el área afectada, se produce una picazón intensa. Distrae de las actividades diarias.
  5. En la piel entre los dedos, se forma irritación y enrojecimiento, y luego dolorosas grietas.
  6. El área afectada tiene un olor agrio desagradable.

Se vuelve difícil recortar las uñas con unas tijeras de uñas normales. No se pueden procesar con una lima de uñas o pinzas especiales: las placas se desmoronan.

Infección por hongos en las uñas de los pies

Síntomas de un hongo en las plantas de los pies.

Es más difícil determinar los signos de un hongo en el pie por su cuenta. El desarrollo de la infección provoca la aparición en la planta de formaciones que parecen callos. La aparición de otros síntomas está asociada con la forma de la enfermedad que está progresando.

Todo comienza con la forma escamosa. En esta etapa, la infección se propaga a toda la suela. La piel se vuelve áspera y caliente, comienza a desprenderse activamente y pica mucho. Exteriormente, el pie parece el resultado de una falta de pedicura regular (descuidado).

Además, se desarrolla la forma hiperqueratósica. Durante su curso, se forman espesamientos grises en las bóvedas. Se desprenden con fuerza en los bordes. Aparecen grietas profundas en lugar de viejos callos. Este proceso provoca un dolor intenso. Los médicos llaman a este fenómeno "pie de mocasín". Si miras la planta de la pierna afectada desde arriba, tienes la impresión de que una plantilla densa de color gris amarillento está pegada a ella. La infección por hongos se propaga al espacio interdigital y las uñas. Cambian de color, se desprenden y se descomponen.

Forma dishidrótica de hongos en los pies

Forma dishidrótica. Se caracteriza por la aparición de ampollas en la piel de los pies, llenas de un líquido turbio. Esto solo es posible en formas avanzadas del curso de la infección. Cuando se destruyen las burbujas, se produce una erosión supurante en su lugar, que rezuma constantemente. Las bacterias patógenas penetran fácilmente en las heridas abiertas. Una infección secundaria empeora significativamente la condición del paciente, es muy difícil diagnosticar una infección por hongos en este caso por sus manifestaciones externas: los síntomas son similares a la clínica de eccema o psoriasis.

Signos clínicos de un hongo por etapas de la enfermedad.

Desde el momento de la infección hasta que aparecen los primeros síntomas, puede tardar de 3 a 14 días. La duración del período de incubación depende en gran medida del tipo de hongo que provocó la formación de síntomas característicos (hongos levaduriformes, mohosos o Candida) y del estado del sistema inmunológico.

En su desarrollo, una infección por hongos pasa por tres etapas:

  1. En la etapa inicial, hay enrojecimiento del área afectada, aparición de piel seca, descamación. Al mismo tiempo, el paciente experimenta picazón no expresada.
  2. La etapa intermedia se caracteriza por la propagación de la infección a todo el pie.
  3. Con una forma avanzada, se observa daño en las placas ungueales, la piel de los pies está cubierta de grietas, el estrato córneo se separa en grandes capas.
Grietas profundas en la piel de los pies con una forma avanzada del hongo

Si no hay un tratamiento etiotrópico, la infección se vuelve crónica. Se caracteriza por un cambio en las remisiones y exacerbaciones.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico de la enfermedad comienza con un examen del pie por parte de un dermatólogo, con la recopilación de anamnesis. Según sus resultados, el médico prescribe pruebas de laboratorio adicionales.

Producido necesariamente:

  1. Raspado del área afectada y posterior microscopía (con la ayuda de él, se confirma la naturaleza fúngica de la infección).
  2. Siembra del material biológico extraído en medios nutritivos especiales. Las colonias de microorganismos patógenos cultivados de esta manera permiten identificar el agente causante de la enfermedad y determinar su sensibilidad a los fármacos antimicóticos modernos. Sobre la base de esta prueba de laboratorio, se elabora un régimen de tratamiento farmacológico.

Las lesiones cutáneas micóticas deben diferenciarse de vitiligo, seborrea, psoriasis, leucodermia sifilítica, neurodermatitis. Para estos fines, se utiliza un examen de la piel bajo una lámpara de Wood, PCR.

Raspado del área afectada para diagnosticar una infección por hongos

Cómo lidiar con los hongos en los pies

Para combatir la infección por hongos, se utilizan los siguientes:

  • ungüentos antifúngicos;
  • antimicóticos en tabletas;
  • medicina tradicional.

Los ungüentos se aplican a las áreas afectadas dos veces al día, primero, la piel de los pies debe ser vaporizada y limpiada del estrato córneo. La duración de la toma de las tabletas la determina el médico tratante. Como regla general, el curso del tratamiento para las etapas iniciales de la infección no dura más de un mes, las formas desatendidas se tratan dentro de los seis meses. La medicina tradicional puede acelerar significativamente el proceso de curación. Los médicos recomiendan a sus pacientes que tomen nota de las siguientes recetas.

Bandejas con vinagre y agua oxigenada. Debe verter agua en un recipiente con una temperatura de 37 grados, agregarle 20 gramos de vinagre de mesa, luego sumergir los pies en el agua y calentarlos allí durante veinte minutos. Después de eso, es necesario eliminar el estrato córneo con una piedra pómez, secar los pies y untar la piel afectada con una solución al 3% de peróxido de hidrógeno. Al final del procedimiento, las áreas afectadas se untan con una crema antimicótica recetada por el médico.

Baño de pies medicinal para combatir hongos en los pies

Baños de sal y jugo de celidonia. Los pies se cuecen previamente al vapor en una solución salina (una cucharadita por litro de agua) y luego se lubrican con jugo de celidonia elaborado con hojas frescas y tallos de hierba. El procedimiento finaliza con la aplicación de un agente antifúngico.

Los baños de soda (20 gramos de polvo por dos litros de agua) permiten aliviar la inflamación y estimular la cicatrización de las úlceras. Las piernas se cuecen al vapor durante quince minutos, se secan con una toalla y se tratan con ungüento etiotrópico.

Es importante durante todo el tratamiento desinfectar a fondo todas las superficies con las que entran en contacto los pies doloridos (zapatos, ropa, ropa de cama). Después de tratar las áreas afectadas de la piel, debe lavarse bien las manos y luego tratarlas con cualquier antiséptico líquido. La violación de la cantidad de dosis de medicamentos y su dosificación conducirá a un aumento en la sensibilidad de la microflora patógena, a la necesidad de prolongar la terapia y hacer algún tipo de reemplazo de tabletas y ungüentos.

Para evitar recaídas repetidas, es importante prevenir la reinfección. Use solo zapatos secos, elija calcetines hechos de telas naturales, use solo accesorios de pedicura personales.