Cómo elegir un remedio externo eficaz para los hongos en las uñas

El hongo en los pies es una enfermedad muy común. A los portadores de una dolencia desagradable les preocupa cómo elegir un remedio para su tratamiento entre las opciones existentes. Varias técnicas implican efectos tanto externos como internos sobre el hongo para un tratamiento eficaz. Intentemos averiguar cuáles son las formas económicas pero efectivas de deshacerse de las enfermedades causadas por hongos en las uñas.

Uñas sanas

Signos y diagnóstico de la etapa de la enfermedad.

La infección por hongos se propaga fácilmente y es difícil de tratar. Cualquiera que visite saunas, piscinas, soláriums y otros lugares públicos donde se supone que los zapatos abiertos o descalzos corren riesgo están en riesgo.

Qué síntomas indican un problema inminente:

  1. Oscurecimiento y coloración amarillenta de la uña.
  2. Placa blanca en la superficie de la placa de la uña.
  3. Fragilidad notable y creciente de las uñas.
  4. La placa o algunas de sus partes se han vuelto más gruesas.
  5. La placa o algunas de sus partes se aflojaron.

Consejo. Es importante examinar regularmente la piel de las piernas y las uñas en busca de signos de hongos y, si se encuentran, consulte a un médico para prescribir un curso de tratamiento.

Encontrar un remedio eficaz para los primeros hongos en las uñas de los pies se puede hacer rápidamente. Sin embargo, en los casos "descuidados", incluso la herramienta más cara puede no funcionar. En general, la influencia externa sobre la enfermedad es posible de tres maneras:

  • métodos populares;
  • medicamentos no especializados;
  • medicamentos especiales para el hongo.

Métodos tradicionales

La experiencia de muchas generaciones ha demostrado su eficacia con distintos grados de eficacia. Es asunto personal de todos utilizar dichos métodos o consultar inmediatamente a un médico. Por un lado, la automedicación puede no conducir a la recuperación, y una persona, aunque siga siendo portadora, representará una amenaza para su salud y la salud de los demás. Por otro lado, numerosas revisiones y experiencias exitosas en el uso de medios "de la abuela" permiten afirmar su efectividad.

Baños de sal marina

La sal y el bicarbonato de sodio son antiinflamatorios, antisépticos. Debe sumergir sus pies en un baño de solución salina (1 cucharadita en 1 vaso de agua) dos veces al día. Aplique un hisopo de algodón empapado en una solución salina concentrada en las áreas afectadas y déjelo hasta que se seque. En conclusión, debe lavarse los pies con una solución de refresco, observando las proporciones indicadas y secarse los pies.

Alquitrán de abedul

Los conocedores de la medicina tradicional afirman que este es el principal remedio, una panacea para las enfermedades fúngicas de todo tipo. Encontrar alquitrán en forma de sustancia líquida puede resultar problemático. Un reemplazo digno, en este caso, será el jabón de alquitrán.

Consejo. Se recomiendan todos los procedimientos para pies y uñas después de una vaporización completa. La soda debe agregarse a un baño de agua caliente; ayuda a aflojar los tejidos y la posterior absorción de medicamentos.

Después de un baño caliente, los pies y las uñas deben tratarse con jabón con un cepillo rígido. El procedimiento conducirá a la exfoliación activa de las áreas dañadas de la piel. A menudo se acompaña de sensaciones dolorosas desagradables, que no deberían provocar la interrupción del procedimiento. Debe tratar sus pies de esta manera todos los días, hasta que las uñas dañadas y las áreas de la piel se renueven por completo.

Propóleos

Un remedio eficaz y asequible para combatir la micosis de pies y uñas es el propóleo, infundido con alcohol. Las altas propiedades antiinflamatorias, bactericidas, anestésicas y antipruriginosas del propóleo son capaces de curar y renovar la uña afectada por el hongo después de un mes de tratamiento.

Se utiliza como compresas por la noche. Se aplica un hisopo de algodón humedecido en solución de propóleo (20%) en el área afectada. A continuación, el lugar debe envolverse con polietileno y un vendaje.

Ajo

Un buen efecto es el tratamiento del hongo con ajo y sal. Para preparar la solución necesitas:

  • 1 cucharadita de sal
  • vaso de agua;
  • un diente de ajo.

Ajo triturado hasta obtener un estado blando, mezclado con agua y sal. Una almohadilla de algodón humedecida con la sustancia se fija con un yeso en el área afectada. Repita todos los días, dejando la compresa hasta la mañana, hasta que aparezca una nueva uña sana.

¡Atención! El ajo y la sal no se recomiendan para las áreas de la piel gravemente dañadas. Un producto tan concentrado puede provocar un dolor intenso y ardor.

Medicamentos no especializados

Uno de los remedios económicos de la farmacia para el tratamiento de las uñas es el yodo. Es fácil de usar: aplíquelo en las placas por la mañana y por la noche, con un bastoncillo de oreja. El curso de tratamiento recomendado es de un mes, sujeto a la repetición diaria del procedimiento. Por analogía con el yodo, puede usar peróxido de hidrógeno o permanganato de potasio.

El ácido bórico (¡no el alcohol bórico! ) No es menos eficaz para superar el problema. Esta herramienta tiene un poderoso efecto antiséptico en las áreas afectadas. La aplicación está permitida, ya sea sola (vierta el polvo sobre la uña) o en combinación con ajo (mezcle en proporciones iguales y frote en las placas de la uña). Es importante que el ácido por sí solo y con el ajo sea bastante agresivo. Puede provocar reacciones alérgicas o irritación de la piel.

Baños de pies calientes para hongos en las uñas

Medios especiales

Si se pierde el momento del tratamiento en una etapa temprana, definitivamente debe visitar a un médico y someterse a un examen completo. Para el tratamiento externo del hongo, se prescriben ungüentos y cremas, que difieren en el grado de efecto, el método de aplicación y la disponibilidad. Los medicamentos más comunes son:

  • Barnices antifúngicos: para su uso en las primeras etapas de la micosis. El ciclo de tratamiento dura hasta un año, usando 2-3 veces por semana;
  • Ungüentos, cremas y soluciones antimicóticos: se prescriben en casos más graves para exfoliar la placa vieja y hacer crecer una nueva. Se supone que debe ser aplicado a la uña y pegado por un pastor;
  • los ungüentos salicílicos, sulfúricos y de zinc son remedios disponibles con un buen efecto terapéutico;
  • Los apósitos para la extracción indolora de uñas no son un medicamento, pero se utilizan como alternativa a la extracción quirúrgica de la placa.

Las herramientas y técnicas enumeradas aquí son las más comunes y probadas. Se recomienda el uso de remedios caseros en las primeras etapas. La micosis con signos visuales claros requiere intervención médica. En este caso, los remedios caseros pueden ser un complemento de los medicamentos.